Durante este año, en esta compañía hemos experimentado el tener dos situaciones que no hubiera sido lo mismo si no hubiéramos contado con la asesoría de un agente de seguros que nos orientara al hacer uso de los seguros contratados.

La primera situación fue un accidente a un equipo portátil de computo, al cual se le derramó una taza de café. Este tipo de accidentes puede suceder de manera común y de no contar con un seguro hubiéramos tenido que absorber en su totalidad la reparación del equipo. Inmediatamente después del siniestro nos pusimos en contacto con nuestro agente de seguros, el cual nos explicó de manera clara los pasos a seguir para notificar a la compañía de seguros sobre el siniestro (primera gran ventaja, ya que si no estás acostumbrado a este tipo de incidentes,  el recabar el papeleo necesario puede ser toda una experiencia).

Una vez recabada la información necesaria, se envió a la compañía para su revisión. La compañía en su resolución, nos informó que era necesario cubrir un cierto porcentaje del  deducible por tratarse de un equipo portátil (aquí viene la segunda ventaja de contar con un agente de seguros) En el correo de la resolución de la compañía, nuestro agente venía copiado y se percató que el deducible debía ser menor, ya que este incidente  sucedió dentro de las instalaciones de la empresa y gracias a la oportuna intervención de nuestro agente el deducible a pagar fue menor.

La segunda situación que experimentamos recientemente le sucedió a nuestro Director Miguel Ángel Arcique Calderón, ya que le tocaba su chequeo médico anual, el cual tuvo que postergar por una gira de trabajo por Europa. Al regresar acudió a realizarse los estudios correspondientes pero debido al periodo al que correspondían, los documentos que presento ya habían caducado. En este caso nuevamente acudimos con nuestro agente de seguros y le pedimos orientación para realizar dicho chequeo, ya que por razones de trabajo no se acudió en tiempo a la revisión correspondiente y el nos apoyo para explicarlo ante la compañía de seguros, la cual accedió a nuestra petición y se pudo realizar el chequeo sin mayores contratiempos.

Estos dos testimonios que hemos experimentado en carne propia son un ejemplo más que NO ES LO MISMO UN SEGURO SIN AGENTE. Y queremos agradecer a nuestro agente el Lic. Gerardo Robles de la Fuente (robles66@prodigy.net.mx) de Robles y Robles Consultores Patrimoniales de León, Gto.  por el apoyo y la asesoría que nos brinda.