• Respeto. A la individualidad de cada persona, a sus ideas, acciones y comportamiento.
  • Tolerancia. Porque estamos conscientes de que no todos pensamos de la misma manera
  • Asertividad. Decimos las cosas de la manera más sensata aunque no sea lo que el receptor desee escuchar.
  • Autodisciplina. Sacrificamos cosas agradables para lograr un fin meritorio.
  • Honestidad. Desempeñamos nuestro trabajo conscientes de nuestras capacidades y limitaciones sin mentir para lograr una venta.
  • Innovación. Para estar a la altura de las expectativas de nuestros clientes.
  • Trabajo en equipo. Porque sabemos que nuestros logros solo serán gracias a la colaboración de cada uno de nosotros.
  • Calidad. Nos esforzamos por hacer las cosas bien y a la primera.
  • Compromiso. Cuando empeñamos nuestra palabra, debemos cumplirla.